Somos El Diablito

Con el fin de tentar con sus placeres a todos los parroquianos que visitaran esta taberna. el Diablito hace su arribo desde las profundidades del infierno para quedarse desde ya 28 años...
Fue en 1984 cuando a manos de Eugenio Araya. un visionario de su época quien decide instalar una fuente de soda en pleno corazón del Barrio Lastarria, nunca sabría la leyenda que estaba creando... Años mas tarde, en 1998 se produce una remodelacion total en el bar acorde al barrio y a los tiempos. El Diablito vuelve a guiñarnos el ojo y decora su taberna con antigüedades y maderas, generando en sus clientes sensaciones tan diferentes como sentirse en un café de Valparaiso o en el mas bohemio bar de la capital Escocia. Una vez mas la tentación de este infernal lugar exige un nuevo cambio, y así 5 años mas tarde El Diablito amplia sus instalaciones para dar acogida a sus fieles clientes. Hoy el bar es dirigido por su hijo Anthony Araya y su nuera Lorena Guitierrez, pero sin perder su servicio y calidad para que la historia sea aun mayor. Pero la verdad es otra, la leyenda es cierta y el que visita la taberna queda embrujado, como muchos clientes que nunca mas salieron... por que El Diablito tienta, ¿Te Atreves?